El murciélago despierta y remonta al Leganés (1-2), por @Jordisanchiss

El murciélago despierta y remonta al Leganés (1-2), por @Jordisanchiss

FOTO CARNETJordi Sanchis

El efecto Voro continúa vigente. Es casi infalible el técnico interino cada vez que se solicita su ayuda en momentos de debacle. 8 victorias en 10 partidos, 6 puntos de 6 en esta Liga. El siguiente monumento tendría que construirse en su honor.

Quizás no contaban con esas estadísticas los ingeniosos publicistas que para animar a la afición del Leganés habían mostrado a un murciélago dormido a la hora del partido. Y vaya si salió dormido el equipo del escudo del murciélago en el pecho, que en los compases iniciales del encuentro se vio superado por la mayor intensidad local. Tanto que los de Voro se vieron obligados a remontar apoyados en un Nani estelar -gol y asistencia- y un Alves decisivo.

Voro

En los primeros 20 minutos al Valencia le pasó de todo: Enzo recibió un fuerte golpe en la cabeza tras una acción dura de Timor que parecía que iba a dejar fuera del partido al argentino; el propio centrocampista valencianista, poco después, y Montoya vieron sendas amarillas; Alves le pegó un pelotazo tremendo en la cabeza a Mangala; y el Leganés marcó.

Con simpleza, con sencillez, con un balón largo desde la derecha a pierna cambiada de Omar Ramos que Szymanowski con fe y lanzándose en plancha introdujo en la portería de Alves ante la mala defensa de Montoya. Así llegó el 1-0, con la facilidad con la que todos los rivales baten a este Valencia blando y poco o nada trabajado en defensa. No es cuestión de jugadores, ni siquiera de entrenador, se trata de un sistema defensivo al que hay que dedicarle muchas más horas.

Por momentos el Valencia quedó noqueado tras el gol, aunque en el minuto 27 Nani avisaba con un remate que se paseó por el área local. El propio delantero portugués fue al autor del empate en el 37, tras recoger una pelota muerta tras el choque entre Rodrigo y el portero Serantes. Nani, con tranquilidad, se acomodó para eludir la presencia de dos defensas en la misma línea y colocar con sutileza al fondo de las mallas. 1-1. Protestas de la afición de Butarque, pero el tanto subió al marcador, el primer con el Valencia de Nani, que celebraba así su partido 500 como futbolista profesional.

Nani

En la segunda parte el Valencia salió a por el partido. Dominio, llegadas, córners a favor y gol. En el minuto 52, saque de esquina en corto que Nani mete al área pequeña y Mario Suárez toca lo justo para lograr el 1-2. Otro que se estrenaba como goleador valencianista. Remontada culminada y ahora tocaba defender la mínima ventaja, que es lo que peor se le da a este equipo. Pero ya el murciélago estaba totalmente despierto y a la caza del triunfo.

En el munto 62 Diego Alves acaparó todo el protagonismo. Error clamoroso en un balón por alto que acaba en penalti en contra del Valencia por un supuesto empujón del portero brasileño al delantero. Pero ahí emergió la figura enorme de Alves cuando se enfrenta a un lanzamiento desde los once metros haciendo un paradón a Szymanowski y evitando el empate. El guardameta valencianista se convierte así en el que más penaltis ha parado en la historia de Primera División: 17 de los 36 que le han lanzado.

Alves

Pudo el Valencia sentenciar en dos rápidas contras, pero los remates de Parejo y Gayà no se convirtieron en el tercero para los visitantes. Mientras, el Leganés basaba sus opciones en centros d falta laterales para buscar las debilidades por arriba de los valencianistas, aunque los minutos finales fueron de cierta tranquilidad para los de Voro, que estuvieron más cerca de marcar alguno más que de recibirlo, sustentados en un medio del campo en el que mandaban Enzo y Parejo.

Dos victorias consecutivas que alejan los fantasmas de la zona de descenso, gracias sobre todo a un Valencia guerrero, que ya no se viene abajo ante los contratiempos y que pelea por cada balón para sacar los puntos en juego. Voro ha cumplido, como siempre. Ahora la responsabilidad es para el nuevo entrenador, que tenga mucha suerte.

1. Leganés: Serantes, Adrián Marín (Machís, m. 84), Mantovani, Medjani, Víctor Díaz, Timor, Alberto Martín, Omar Ramos, Unai López (Luciano, m. 58), Szymanowski y Guerrero (Koné, m. 65).

2. Valencia CF: Diego Alves, Montoya, Mangala, Santos, Gayá, Enzo Pérez, Mario Suárez, Parejo; Cancelo (Munir, m. 69), Nani (Bakkali, m. 93) y Rodrigo (Abdennour, m. 87).

Goles: 1-0. M.21: Szymanowski. 1-1. M. 34: Nani. 1-2. M. 52: Mario Suárez.

Árbitro: Fernández Borbalán (comité andaluz). Amonestó a Guerrero y Luciano del Leganés, y a Enzo Pérez, Montoya, Diego Alves y Nani del Valencia CF.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *