El Valencia de Pako vuelve a perder y es colista en solitario, por @Jordisanchiss

El Valencia de Pako vuelve a perder y es colista en solitario, por @Jordisanchiss

FOTO CARNETJordi Sanchis

Tras cuatro jornadas de Liga, la continuidad del entrenador del Valencia CF Pako Ayestarán ya está en entredicho. En realidad, lo ha estado desde antes del inicio del campeonato, incluso desde el final de la temporada pasada. Los números del presente curso son devastadores en su contra: 0 puntos, fruto de 4 derrotas en las que el equipo ha recibido 10 goles. Un desastre. Y lo peor de todo, la sensación de que no se hace con el timón de la nave en ningún momento.

Y es que a este Valencia le da igual adelantarse en el marcador o que lo haga al rival -ha habido de todo ya en esta Liga-, porque siempre acaba perdiendo. Frente al Athletic, en San Mamés, el tempranero gol de Medrán tras una gran asistencia de Nani no sirvió de nada. Simplemente para ilusionar estérilmente a una afición blanquinegra que ha dejado de creer en este grupo.

El efecto balsámico de ese 0-1 poco duró. El centro del campo formado por Medrán, Parejo y Suárez, poco aportaba, y a partir del minuto 16 el partido fue rojiblanco, con dos ocasiones claras para empatar, una marrada por Susaeta y la otra desbaratada por Alves con los pies a disparo de Williams. El gol rondaba la porteria visitante, hasta que llegó. Falta lateral y cabezazo inapelable de Aduriz libre de marca, con todos los jugadores valencianistas como espectadores de lujo, solo les faltó aplaudir. 1-1.

Rodrigo a punto estuvo de marcar el segundo, pero falló. No así Aduriz, que de nuevo, y ante la complacencia de la defensa, sobre de todo del deseado Mangala, elevó por encima de Alves para culminar la remontada. 2-1. Así acababa la primera parte, con un Valencia tocado y casi hundido.

En la segunda parte, los valencianistas rozaron el ridículo en muchos aspectos. Sin actitud, sin ambición, sin hambre, en definitiva, sin alma. El Athletic puso más de todo e incluso pudo aumentar la ventaja en el marcador, como en un remate de volea de Raúl García que salvó una vez más Alves. Rodrigo, a bocajarro, rozó la igualada tras otra buena jugada individual del bullicioso Nani, pero se estrelló con el guardameta Kepa.

Era el minuto 63 y el conjunto dirigido por Ayestarán consumía todas sus opciones para sacar algún punto. El técnico vasco hizo un doble cambio: Mina por Rodrigo y Cancelo por Suárez. El equipo no mejoró, más bien todo lo contrario. En el tramo final, únicamente los leones pudieron conseguir más tantos. Aduriz y Beñat fallaron dos goles cantados. El Valencia fue incapaz de meter el miedo en el cuerpo a los aficionados locales ante un resultado tan apretado.

Una jornada más, tres puntos menos y cada partido que pasa es peor que el anterior. El Valencia no funciona, Pako no reacciona, y Lim no toma ninguna decisión. El crédito se va agotando, si no está ya agotado del todo. Urgen soluciones ya, de unos y/o de otros.

2. Athletic Club: Kepa, Balenziaga, Laporte, Bóveda (Yeray, m. 70), De Marcos, Beñat, Iturraspe (San José, m. 62), Raúl García, Williams (Mikel Rico, m. 80), Susaeta y Aduriz.

1. Valencia CF: Diego Alves, Montoya, Santos, Mangala, Gayà, Mario Suárez (Cancelo, m. 66), Parejo, Medrán, Rodrigo (Santi Mina, m. 65), Nani y Munir.

Goles: 0-1. M. 2: Medrán. 1-1. M. 24: Aduriz. 2-1. M. 41: Aduriz.

Árbitro: Gil Manzano, comité extremeño. Amonestó a Raúl García, Beñat, Susaeta y Aduriz del Athletic, y a Gayà, Parejo, Cancelo y Mangala, del Valencia CF.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: