El Valencia de Voro sí sabe ganar (2-1), por @Jordisanchiss

El Valencia de Voro sí sabe ganar (2-1), por @Jordisanchiss

FOTO CARNETJordi Sanchis

El valencianismo ha celebrado la victoria por la mínima contra el Alavés, de penalti y casi en el último minuto, como si de un título se tratara. ¿Reacción exagerada? Visto desde fuera quizás sí, pero más allá de la euforia propia del momento, los tres puntos eran vitales y con ellos el Valencia suma el primer triunfo de la temporada y deja de ser el colista. Y de paso, unos días al menos sin memes en redes sociales sociales y grupos de whatssap.

El efecto Voro sigue siendo infalible: 7 partidos ganados de 9 disputados como máximo responsable de la primera plantilla. Impresionante. Pocos cambios hizo el entrenador interino respecto a su predecesor en el cargo, ni por lo que respecta al sistema ni tampoco a la alineación. En dos días, no se puede variar demasiado. Sí que logró Voro que el equipo saliera más intenso y buscara la porteria rival desde el principio, aunque con escasas ocasiones claras para marcar.

Tras el inicio efervescente de los locales, el Alavés adelantó metros y empezó a sembrar las dudas en Mestalla. Pero en el minuto 28, un centro buen centro de Gayá lo convertía en gol en propia puerta Laguardia. 1-0 y partido, en teoría, encarrilado. Pero en Mestalla todo es posible, y sobre todo que los visitantes anoten un gol en la primera que tengan. Y así fue en el minuto 44. Córner que remata Toquero totalmente solo para conseguir el 1-1. Empate y otra vez a remar.

En el descanso, Rodrigo se quedó en el vestuario y Santi Mina saltó al terreno de juego. Desde el primer minuto los blanquinegros buscaron desnivelar el marcador empujados por un Enzo Pérez omnipresente, con un ataque casi constante sobre el área de los vascos. Pero pecaron de exceso de ansiedad y de apelar a la heroica con oleadas desorganizadas demasiado pronto.

Medrán con un remate a las nubes, Mangala cabeceando al palo y Mina a bocajarro en una oportunidad desbaratada por Pacheco a punto estuvieron de conseguir el segundo, pero no. Daba la sensación que de nuevo volarían puntos de Mestalla o que incluso en una de sus contras el Alavés se llevaría todo el botín. No habría sido justo, pero la espiral de negatividad que arrastra este Valencia no hacia presagiar nada bueno.

A Voro le quedaba un último cartucho, y le sacó una rentabilidad máxima. A 10 minutos para el final sacó a Bakkali. El eléctrico punta belga acabó siendo el jugador decisivo al provocar el penalti de Llorente que Parejo, silbado constantemente durante la segunda parte, transformó con su frialdad habitual en el 2-1 definitvo en el minuto 87.

El sufrimiento de los aficionados valencianistas en los minutos restantes para ellos queda, pero seguro que lo dan por bien empleado porque ya tocaba ganar un partido, aunque fuera de manera tan dramática. Pero que los árboles no nos impidan ver el bosque. El Valencia sigue en posiciones de descenso y para sacar del todo la cabeza hay que tener una continuidad en el juego y en los resultados, y para ello es fundamental acertar en el entrenador que ocupará el banquillo en breve. Prohibido volver a fallar en la elección.

2. Valencia CF: Diego Alves, Gayá, Mangala, Santos, Montoya, Enzo Pérez, Parejo, Medrán (Cancelo, m. 66), Nani, Rodrigo (Santi Mina, m. 46) y Munir (Bakkali, m. 79).

1. Alavés: Pacheco, Kiko Femenía, Alexis, Laguardia, Theo, Krsticic (Camarasa, m. 61), Llorente, Daniel Torres, Katai (Ibai, m. 70), Toquero y Deyverson (Santos, m. 84).

Goles: 1-0. M. 28: Laguardia en propia puerta. 1-1. M. 44: Toquero. 2-1. M. 87. Parejo de penalti.

Árbitro: Jaime Latre (comité aragonés). Amonestó a Mangala del Valencia CF y a D. Torres, Theo, Alexis, Kiko Femenía del Alavés.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: