Hoy Grecia decide: Euro ¿sí o no?

Hoy Grecia decide: Euro ¿sí o no?

El pueblo griego tiene este domingo una cita importante con las urnas para expresar, mediante el referéndum convocado. Desde el momento en que se dio a conocer dicha convocatoria todos los dirigentes políticos de la zona Euro han expresado su opinión al respecto, así como las posibles consecuencias de que los ciudadanos de Grecia se decidan por una u otra opción.

Desde Official Press vamos a analizar qué podría ocurrir en caso de que saliera cada una de las opciones planteadas: ¿Sí o No?

Si gana el Sí:

  • Tras hacer públicas sus intenciones es probable que tanto Tsipras como el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, dimitan de sus cargos. De llevarse a cabo la renuncia de Tsipras, Grecia debería convocar elecciones anticipadas que se celebrarían en septiembre.

  • El Gobierno de Grecia y los acreedores retomarían las negociaciones para alcanzar un acuerdo y generar un tercer programa de rescate, una vez que expiró el anterior el 30 de junio. De haber elecciones anticipadas este proceso se vería afectado y se retrasaría.

  • Los responsables económicos de la zona euro seguramente se reunirían de nuevo la próxima semana para alcanzar un acuerdo y desembolsar 3.300 millones de euros que ayuden a normalizar la situación en Grecia, actualmente condicionada por el corralito.

Si gana el NO:

  • Supone rechazar las condiciones para un tercer programa de rescate.

  • Tsipras asegura que retomaría inmediatamente las conversaciones con los acreedores. Sin embargo, los ministros de la zona euro han advertido que un triunfo del ‘no’ apuntaría a un rechazo al euro y cerraría la puerta a una mayor ayuda de los acreedores, dejando al país aislado dentro del bloque.

  • Grecia debería buscar una nueva moneda de pago porque el euro ya no estaría disponible para hacer pagos en el país heleno. ¿Vuelta al Dracma, su antigua moneda? de ser así podría provocar una fuga masiva de capitales.

  • Se verían abocados a devaluar su moneda para favorecer la exportaciones a un nivel sostenible para recuperar la competitividad.

  • Las empresas, sin liquidez ninguna, caerían en la bancarrota y, sus propios clientes, además, no podrían hacer frente a los pagos hipotecarios al estar sus préstamos en euros y su moneda actual en un Dracma muy débil.

  • Sin un programa de rescate, Grecia apenas tendría capacidad de cumplir con sus obligaciones respecto a los servicios más básicos o a los vencimientos de deuda en manos de tenedores privados.

  • Grecia probablemente termine sin pagarle al BCE el 20 de julio los 3.500 millones de euros de deuda y verá una profundización rápida de la crisis, con bancos que probablemente no abrirán por la incertidumbre.

Related posts

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *