¿Por qué lo llaman Amor cuando quieren decir Sexo?, por @HugoRomanB

¿Por qué lo llaman Amor cuando quieren decir Sexo?, por @HugoRomanB

50 Sombras de Grey

(¿Por qué lo llaman Amor cuando quieren decir Sexo?)

Hugo Román

Ya llegó el momento del que tanto se ha hablado en los últimos tiempos. ¿El día del fin del mundo? No, pero casi. Se le parece bastante, la verdad. Las mujeres abandonan sus hogares en grupos sin volver la vista atrás y los hombre corren sin sentido de un lugar a otro como pollo sin cabeza sin saber muy bien qué hacer.

Sí, amigos y amigas, la adaptación cinematográfica del fenómeno literario de las 50 Sombras de Grey ya está en los cines. Y eso se nota: Por las calles las librerías, los supermercados, las tiendas eróticas y las ferreterías decoran sus escaparates con las imágenes del ya archiconocido nudo de corbata, la máscara veneciana y las esposas.

Todavía anda suelta por ahí alguna joven rezagada, inocente cual Anastasia Steele, que se acerca sonrojada, casi avergonzada para comprar un ejemplar de la primera parte de la trilogía. “¿Este es el primero, verdad?, pregunta haciéndose la despistada. La dependienta la mira con cara de “¿De qué planeta vienes, nena?”.

Mientras algunos hombres hacen acopio de víveres, otros compran esposas por si esa noche toca. Los hay que hojean a escondidas (si no lo han hecho antes) esos libros que han absorbido (en todo los sentidos) a nuestras parejas durante los últimos años. O los que se dan prisa en ver los trailers para ver quién es ese tal señor Grey y por qué su pareja le obliga ahora a tener el armario lleno de corbatas casi idénticas. Por las calles, hombres desesperados arrasan en las tiendas de ropa venga a comprarse camisas y cinturones.

Ellas, como si el apocalipsis hubiera llegado, corren hacia los cines. El señor Grey les recibirá ahora.

Pero, ¿qué hay detrás de Grey y todos estos fenómenos literarios que han aparecido en los últimos años? Mucho se ha escrito ya sobre el fenómeno. Se ha gastado muchísima saliva hablando (y haciendo otras cosas) lo sé. Pero sigue leyendo si quieres saber lo que nadie te ha contado (por lo menos no así) y algún que otro consejo para no perderte.

1. Como ya sabréis a estas alturas las 50 Sombras de Grey surgieron como una fanfiction de Crepúsculo (que sí, que el tontorrón de Edward es el señor Grey y Bella, Anastasia) en la que E.L. James añadía altas dosis de sexo explícito. James, ni nadie en este mundo, comprendía cómo unos adolescentes con las hormonas por las nubes se pasaban el día los dos cogidos de la mano escuchando Alejandro Sanz, en vez tener las manos puestas en otros sitios.

2. La única escena vampírica de la novela de Grey no se verá en la gran pantalla: no, no habrá tampón.

3. Si eres de los que piensan que el señor Grey es un personaje de Reservoir Dogs tranquilo, no te preocupes. Lo de ligar no va contigo. Sigue con la Playstation.

4. Estas perdido o perdida si crees que el BDSM es una marca de coche alemana.

5. Los hombres no estamos celosos del señor Grey por tener muchísimo dinero, un helicóptero o vivir rodeado de lujo. Estamos celosos de él por disponer de un cuarto para sus juguetes mientras nosotros no tenemos ni un hueco en el armario donde guardar la bici.

6. Sí estaríamos celosos del señor Grey si hubiera sido Matt Bomer el elegido en lugar de Jamie Dornan. No hace falta leerse el libro para saber que Christian era él, ¿verdad?

7. ¿Tu mujer se ha ido al cine a ver la película? Sorpréndela para cuando vuelva a casa (si es que vuelve) Aprovecha que estará unas horas ocupada para montarte tu propia “habitación roja”. ¿No tienes dinero para comprar un potro de tortura y todos esos artilugios? No te preocupes. Compra una silla en IKEA y móntala mal adrede (esto no te resultara difícil, bastará con que sigas las instrucciones en sueco) Cuando ella vuelva a casa oblígala a sentarse en ella.

8. Si tu pareja te pregunta cuánto cuesta un helicóptero no te extrañes. Pide un crédito al banco, no seas tonto.

9. E.L. James, Sylvia Day, Megan Maxwell o Elísabet Benavent, son solo algunas de las autoras de libros de este género que tanto ha vendido estos años. ¿Su secreto? Mujeres que escriben para mujeres: sexo explícito con grandes descripciones, sentimientos, caricias, susurros, recrearse en los detalles… Solo ellas saben tocar esa tecla.

10. ¿Qué hubiera pasado si 50 Sombras de Grey lo hubiera escrito un hombre?

Tres opciones:

Opción A: ¡A la hoguera con él y su libro por machista!

Opción B: El libro hubiera tenido solo tres páginas… desplegables.

Opción C: Las dos opciones anteriores son correctas.

11. Si eres mujer y quieres ser tan rica como E.L. James ya puedes empezar a escribir, tú ya sabes lo que os gusta. ¡Seguro que triunfas! Si eres hombre y quieres ser tan rico como Grey, echa la quiniela. No tienes ninguna posibilidad de triunfar en este género.

12. Pero si a pesar de los datos estas empeñado en escribir una novela así, aquí tienes el esquema argumental que se repite en todas más que un capítulo de Los Simpson:

Antes de empezar te recomiendo que escribas una trilogía que vende siempre más:

Primer libro:

–Chica pierde algo: seguridad en sí misma (o ya venía así de serie), trabajo o pareja.

–Para recuperar lo anterior (con los consejos de sus amigas o hermanas) decide: un cambio de aires (nueva actitud ante la vida, cambio de ciudad/país, nuevo curro o nueva pareja) La solución a sus problemas pasará por acostarse con su nuevo jefe; el ejecutivo rico y poderoso; o con su nueva pareja. Todos ellos siempre, siempre deberán tener más seguridad, más poder o más conocimiento sexual que ella.

Segundo libro:

–Para sacar un segundo volumen, que la chica corte con su nuevo amante al terminar la primera novela.

–En este segundo libro conoce a otro chico o él conoce a otra, o simplemente aparecen amantes del pasado para liarlo todo ¿Sigue con su nuevo novio, vuelve con su amor, supera los celos? Se pasan  todo el capítulo que sí que no que caiga un chaparrón.

Tercer libro:

–En el tercer libro ya el desenlace: ¿con quien de todos se quedará finalmente?

13. Importante: ¿He dicho ya que el personaje masculino tiene que ser rico, poderoso, su jefe o simplemente inalcanzable a priori para la prota femenina? Nunca, pero nunca, nunca el prota debe ser feo, inferior a ella y sin un duro en la cuenta corriente. De lo contrario, si tu protagonista masculino la empotra contra la pared en el ascensor terminará esposado… pero por la policía.

14. Todos los que hemos trabajado en el periódico del colegio o de la Universidad sabemos lo fácil que es poder entrevistar a un hombre poderoso e inaccesible que no concede ninguna al resto de los medios de comunicación.

15. A Anastasia nadie le obliga hacer nada de lo que le propone Grey. Tampoco a Cenicienta le obligó nadie a ir al baile. Otra cosa hubiera sido que el baile hubiera sido con el herrero del pueblo.

16. No habrá escena del tampón ni tampoco otras muchas como habrás comprobado ya si has ido al cine. Durante el rodaje, la directora del film, Sam Taylor-Johnson, ha recortado más que Eduardo Manostijeras en una selva.

17. Novela erótica; porno para mamás o porno soft; chick lit; novela romántica para adultos… ¡Qué manía con etiquetar! Erotismo o porno; porno o erotismo la diferencia se verá en lo que se lee en libro (sexo explícito) y en lo que se insinúa en la película (erotismo). Pero da igual, tanto monta monta tanto (nunca mejor dicho) Al final de lo que se trata es de “darle a tu cuerpo alegría… que tu cuerpo es pa’ darle alegría y cosa buena.”

18. ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

19. Si tu novio o marido sufre de insomnio, no le ofrezcas tisanas ni valerianas. Cómprale un piano de cola y oblígale cuando no pueda dormir a que se siente frente a las teclas con cara de ¿Quién soy? y ¿De dónde vengo?.

Nota para ellos: No, no vale tumbarse sobre las teclas de tu órgano Casio que te trajeron los reyes cuando estabas en 8º de E.G.B.

Recuerda, tienes que parecerte a Grey, no a Camela.

20. Algunos estudios señalan que la aparición de las novelas de Grey han provocado una explosión demográfica al actuar como afrodisiaco en sus lectoras. Ahora con el estreno de la película, ¿se acabará el mundo? ¿Deberemos emigrar a otros planetas debido al exceso de población? ¿Es este el verdadero “calentamiento” global que terminará con el planeta?

21. Dicen que El Diario de Bridget Jones fue el origen de esta nueva literatura. Se lo hemos intentado preguntar a la actriz Renée Zellweger pero no la hemos encontrado o si lo hemos hecho no la hemos reconocido.

22. Portada libros: Encontramos desde las típicas máscaras, esposas y corbatas hasta las portadas estilo alegre y divertido con chicas con tacones al estilo Jordi Labanda,… Pero, ¿qué ha pasado con aquellas míticas portadas del hombre descamisado con su larga melena cubriendo su torso desnudo?

23. El secreto del éxito de Grey ( y el resto de novelas) es que lo escribe una mujer.

Aunque no siempre las mujeres opinan igual. Y eso es lo que les ha pasado a la directora del film, Sam Taylor-Johnson y a la madre de la criatura, E.L. James.

A pesar de que a James le gustó que su adaptación a la gran pantalla corriera a cargo de una mujer (porque es un libro para mujeres, según explicó) las peleas entre ellas han sido continuas: Que si deja esta escena como está; no me quites tanto sexo de mi libro que al final esto va a parecer Crepúsculo…

24. Al final la ganadora del combate: la señora Taylor-Johnson (de los Johnson de toda la vida) La directora ha dicho que se ha centrado ante todo en el romance por encima del sexo. Así que ha recortado orgasmos, sexo oral, primeros planos, nada de planos secuencia; se sugerirá sin exhibir…

25. Tranquila James: a pesar de los recortes, las escenas de “sexo” son numerosas y largas (sin llegar a lo explícito) La peli contendrá solo veinte minutos de “sexo” pero que ya los habría querido Edward Cullen para él.

26. Si se edita una versión para el público masculino durará solo esos veinte minutos.

27. Siempre podrás decir que te gustó más el libro que la película (como pensará

E.L. James)

28. Siempre podrás decir que te gustó más la película que el libro (como pensará Sam Taylor-Johnson)

29. Y si os gustó la peli tranquilos: la directora ha confirmado que se rodarán las dos partes que faltan de la trilogía con los mismos actores. Y no, no seáis pesados: no se puede cambiar a Jamie Dornan por Matt Bomer.

30. ¿Cuántos puntos llevo ya?

Bueno, se acabó. ¿Qué pensabais que iba currarme cincuenta apartados para hacer la gracia del título de la película? Pues no. Se acabó. No sabéis lo difícil que es escribir un artículo esposado a la cabecera de la cama.

Related posts

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *