Un junio raruno, por @aguedabayarri

Un junio raruno, por @aguedabayarri

 

Águeda Bayarri

 Junio es un mes que me gusta. Cumplo años, llega el verano, acababa el colegio y, como cuando estudiaba, es el mes que empiezo las vacaciones. Pero reconozco que este junio está siendo “raro“.

Empezó con una celebración sorpresa por mi cumpleaños… mis amigas siempre al quite, siempre pendientes. Y así lo empecé, con un año más. Y cumplir años y cumplirlos con salud es lo importante, si a eso se unen celebraciones sorpresa, desayunos de colores y baños de burbujas y de calor con amigas… lo convierten en perfecto. ¡Gracias InmaPaqui Loles!

Pero ya digo que este Junio estaba siendo raro y algo no iba bien. Mi compañera Teresa Lozano me informaba a primera hora de la mañana del jueves 22 de Junio que nuestro compañero Mariano Sancha fallecía después de una larga enfermedad. Mariano era un chico alegre, divertido, muy buena persona, trabajador, cariñoso, con chispa, yo digo que graciosillo porque hacía los vídeos con retranca. Y siempre me picaba, reconozco que me rebotaba mucho con él, presumía de ser gato, madrileño por los cuatro costados, y yo soy muy valenciana. Él muy del Real Madrid y yo, casi nada. Cuando yo sacaba todo el arsenal de argumentos rebatiendo todas sus teorías, levantaba la voz y cogía carrerilla para que ni me interrumpiera ni se me olvidara nada… al otro lado del teléfono oía como se reía… y me daba rabia, porque lo había conseguido, ¡le encantaba picarme! Él más racional y yo más visceral, él de la meseta y yo del mediterráneo, pero, venía a la terreta con su familia a veranear y es que… ¡en el fondo sabía que tenía razón! Él trabajaba en la redacción de deportes de Antena 3 en Madrid y yo en la delegación de Valencia. A pesar de trabajar a distancia, nos hemos visto y compartido bastante y siempre me ha cuidado. No es fácil trabajar a 350 km de donde se “cuecen “ las noticias y él siempre me ha hecho partícipe de ellas y del ambiente de la redacción. Para Mariano era una periodista más de la sección de deportes, no había distancia. A Mariano todos los que le conocíamos le queríamos, prueba de ello es la cantidad de homenajes que se le han hecho estos días y es que no es para menos. 

Mariano Sancha como era él, haciéndonos reír.

Y en este junio raruno estamos padeciendo un calor que no es normal. El cambio climático ya lo tenemos encima, nos ha atrapado, y las altas temperaturas y yo, no nos llevamos demasiado bien, aunque he de reconocer que sin trabajar, se llevan mejor.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *